No son los demás.



Es un buen día de finales de verano.

La casa de Dollie esta vacía, la luz se ah ido y ella esta inquieta. La pequeña niña esta sola. Pero, no había por que extrañarse, era algo común. El que ella estuviese sola, era algo común.

Salió de su casa sin previa meditación y sin saber a donde ir, tan solo comenzó a caminar sin rumbo fijo. Pero no llego tan lejos en realidad, la sola idea de caminar más lleno su menudo cuerpo de flojera, era ella una pequeña bastante perezosa.

Ahora mismo se encontraba sentada en su ya tan conocida mesa preferida del Café más cercano a su casa, esperando su Frappe. Es un día muy húmedo, seguramente lloverá fuerte hoy. Pero un así hay un calor sofocante, típico del lugar donde vive, tan típico de la vieja Veracruz…

Su rostro serio y su mirada profunda e inexpresiva provoca que nadie quiera acercarse a las mesas continuas, pero no le importa, incluso le agrada y mucho. Es de esas personas que saben disfrutar de la soledad, de esas personas las cuales les es difícil aburrirse aun las circunstancias más vacías. Tanto así, que ni siquiera le molestan los famosos ‘silencios incómodos’ No, no, no. Al contrario, sabe aprovecharlos a la perfección, medita rápidamente lo recién hablado o piensa en la mejor forma de continuar o en su defecto dar punto final a aquellas conversaciones. Sin duda es una pequeña inusual, una pequeña inusual y sádica muñeca.

Una alborotada pareja ‘madre-hija’ logra sacar a Dollie de su ensoñación al sentarse en la mesa de frente. Iban teniendo una ruidosa discusión… O más bien dicho, la madre refunfuñaba y jaloneaba mientras la pequeña niña pedía cuanta cosa se le ocurriera sin compasión alguna.

La inadaptada muñeca se quedo observando a ese alborotado par proveniente de los suburbios. Observaba sus gestos, ademanes y pláticas con cara inexpresiva.

— ¡Si! Mis ‘Hoc-Cakes’— Exclamo la pequeña entusiasmada.

— No corazón, ¿cuantas veces tengo que estarte corrigiendo? — Pregunto cansinamente la madre — Se dice HOT-Cakes con ‘T’ de Trabajo o Tarea o Tabla. No con ‘C’, con ‘T’ ¿De acuerdo?

Y este comentario, por alguna razón molesto a la pequeña muñeca, ya que de tener el rostro inmutable, paso a fruncir el seño.
Y es que Dollie no veía las cosas por encima, había un trasfondo, siempre lo había. Estando con ella nada era sencillo.

¿Que era lo que a ella le molestaba entonces? ¿La corrección? No, para nada. Incluso estaba de acuerdo, si no se le corregía ahora, ¿Cuándo? Entonces, ¿El que arruinaran su pacifica y nublada mañana? No, nada de eso.
Lo que a la complicada muñequita le disgustaba eran las palabras empleadas para la corrección. ¡Como rayos esperaban que la niña entendiera el punto usando esos ejemplos! ¡ERA TAN SOLO UNA NIÑA!

Dollie estaba cansada, se vio reflejada. Siendo un intento de formación del ciudadano ejemplar. Resultando en un pobre intento de humano, demasiado complicado y problemático como para tener mejores amigos. Demasiado complicada y problemática como para llamar la atención de cualquier chico. Demasiado irresponsable e infantil, en casos suficientemente madura, pero no en las circunstancias realmente necesarias.

Entonces, ¿De que le servia? De nada servia ser diferente, de nada servia ver las cosas siempre de otro modo ni caminar en el sentido contrario, de nada le ponerse calcetines impar o encontrar respuestas inesperadas a todo.
No le agradaba la soledad por que realmente le gustara, le agradaba por que se había acostumbrado a ella. Era necia e ingenua. Orgullosa muy de vez en cuando. Era una muñeca bastante problemática.

Después de todo, tan solo era una Muñeca Sádica. Después de todo, era un artista frustrado por una rigurosa sociedad, una mezquina sociedad… a la cual siempre culpaba de sus desganes.

No, era una artista frustrada por ella misma, tan solo por ella misma.

4 comentarios:

Ana Arcia dijo...

Me recuerda tanto a mi... No creo ser tan sádica, pero bueno :) ¡Un buen escrito! :D Me encanta eso de tan típico de Veracruz. Sí, la vida es rutinaria y terminas gustando de aquello que haces siempre, porque las cosas nuevas significan ser novatos. Y a nadie le gusta ser novato, ya sea en la escuela, la soledad, la tristeza, etc, etc. :)

Te veo después, Dollie!

^v^ ۩[†] Ahriel Raven Grey [†] ۩ ^v^ dijo...

Hola!, muy bonito tu blog ^^

Besos de letras con Tinta (^_^)

charlotte dijo...

holaaa!!acabo de descubrir tu blog, te sigo wapa,
te deseo mucha suerte mil besillos.
http://escritoconhilodeoro.blogspot.com/

charlotte dijo...

Gracias guapa por seguirnos, tu blog a mi me gusta mucho y si estoy en tus seguidores guapa, soy Charlotte (la carita de la chica de dibujo negra, es q habeces no pone la actual.que es la de ariba) soy una casi de las ultimas.
Mil besillos guapa, nos leemos