ella se olvidaba de todos y todo, con tal de estar con sus preciadas letras.

Pocas personas conocía como ella. Como Rima, quiero decir.

Rima era una amante de las letras. Tan complicada, confusa y a veces sombría, como cualquier otro amante de las letras. Pero ella les amaba enserio.

Vivía para leer y leía para vivir.

Si podía dejar todo de lado con tal de estar con sus amadas letras, lo hacía –a veces incluso aunque no pudiera–. Olvidaba a sus amigos, ignoraba las órdenes de su madre, pasaba deliberadamente por encima de cualquier cosa. Incluso iba mal en la escuela, aún en la clase de Lectura y Redacción, por más irónico que suene esto, pero es que ella no hacía nada de deberes y tampoco le gustaba leer por obligación, ella leía de todo, sí, pero lo que ella quisiera leer en ese momento. Solo así.

Vivía a su ritmo, a su propio tiempo y bajo sus propias estaciones.

En las noches, si ponías suficiente atención a su alcoba, podías lograr distinguir aquel casi inexistente destello de luz, aquel casi inexistente destello de luz proveniente de la tenue lámpara de mano que ocupaba para leer bajo las sabanas. Le gustaba ocultarse, aunque no necesitara hacerlo. Le gustaban los lugares pequeños y calidos. Se sentía a salvo, a ella no le gustaba estar expuesta.

Algunas veces, cuando le ganaba el cansancio, se quedaba profundamente dormida entre libros y cuadernos. Y algunas noches, los abrazaba inconscientemente.

Dormía poco. Y sin embargo no tenía las grandes ojeras, simplemente ella no era de ojeras. Que sus ojos se veían cansados, sí, y su rostro siempre se veía como apagado – excepto cuando leía, obviando la obviedad–.

Pero ella aseguraba ser feliz y yo le creía, porque era lo mejor, porque era la verdad. Simplemente porque era Rima y eso estaba bien para mí, eso estaba bien para los dos.


(Me acabo de enterar que escogieron a
Josh Hutcherson para caracterizar a Peeta
Mellark en la pelicula de Los Juegos del Hambre.
Y yo estoy que hecho humo por las orejas,
que alguien me de un tiro, por favor.)

9 comentarios:

Velero dijo...

¿Quién ha dicho que haya que respetar la linde entre realidad y ficción? Cualquiera que duerma poco sabe que no es necesario.

Eso sí, yo sí soy de ojeras.

Saludos.

Flaviani. dijo...

Yo también hago lo mismo, leo lo que quiero, cuando quiero, sin que me manden. Y si leyese poco...

No pega para nada con Petta. Y Liam no pega nada con Gale. Pero bueno, con las vueltas que han dado para los personajes, era hora que al menos se decidieran

Anglu Argos dijo...

Me encantan tus entradas, en serio, y además también me encanta Elfen Lied :)

Alan Babilonia dijo...

Genial la entrada, no había leído algo que enganche tanto a los seguidores de la lectura como esto.

Mel *Papelito Parlante* dijo...

Hey Aidé
Me gusta decirte asi :D
Bueno yo suelo sentirme identificada contigo, tal vez estemeos conectadas... o el mismo alien nos rapto yo que se.
Sip, yo leo lo que quiero cuando quiero, leo en las noches en el dia en las tardes, en mi casa en la escuela en el hospital e ignoro todo a mi alrrededor, es poco probable que me saquen de mi lectura y si lo hacen me enojo ¿Qué derecho tienen para interrumpirme? ¬¬´

Realmente no se de que hablas con lo ultimo, pero siempre me ha gustado como acuta Josh, tal ves si supiera que van a adaptar sabria por que no te gusta, ojala puedas psar o dejarme un mensaje en Twitter con el dato del "Los Juegos del Hambre".

Con Afecto

Mel
XX

Gnomish dijo...

La de veces que he estado a punto de dormirme con los libros en la mano!

Un beso ^^

patrisick dijo...

Quiero una Rima en mi vida. ¿Es transferible, puedo alquilarla a tiempo parcial? Aunque sea sólo los domingos, porfa.

La Chica Violeta dijo...

Me encantto :)

*Besos

Maria dijo...

Rima tiene que ser una chica interesante, ademas si escribe igual de bien que tu...