Ella lloraba por que estaba aburrida.

— Pequeña niña ficticia, ¿por que lloras? —pregunto una repentina voz para la muñeca, pero ahora no quería fijarse bien en quien era, su vista estaba demasiado dañada y ella estaba muy entretenida en lo suyo.

— Lloro por que estoy aburrida —contesto la pequeña. Por mera cortesía debería añadir, ya que a la pequeña si algo le molestaba, era que alguien se metiera donde no le llamaban.

— ¿Eso haces cuando estas aburrida? —inquirió la inocente y curiosa damita, sin pensar claro, que tal vez no seria bueno haberse involucrado desde un principio… todo sea por curiosidad.

— Pero claro —aclaro rápidamente la egocéntrica muñeca con su ya tan desgastada voz altiva—, pues por que yo… yo… —pero la muñequita se trabó, y ya no sabía que decir. Y por más que lo intentase, no encontraba una respuesta coherente.

— Yo… yo… —y lo intentaba, ¡por todas las manzanas del mundo que sí! pero no podía—, yo no se hacer otra cosa —finalizo la muñeca sádica, la niña ficticia. Y como si de un estruendoso árbol viejo en plena caída se tratara, escucho en su mente la cruel realidad. Mientras cientos de palabras rebotaban por toda su pequeña y orgullosa mentecita, turbándola más de lo que podía ya estar.

No sabía hacer nada, no sabía hacer todo. No lloraba por que le diera una pena terrible el estar aburrida, lloraba por que era una buena forma para pasar el tiempo, después de todo no sabía hacer mucho...

Y la damita quiso remediar lo ya hecho, pensando que se pudo haber equivocado. Que tal vez hubiese sido mejor dejarla llorar para matar el tiempo… tal como ella aseguraba, pero lo había arruinado, a su parecer se había equivocado. Pero el hubiera no existe, eso le habían enseñado, así que ahora no había marcha atrás, su curiosidad había costado la falsa verdad de la pequeña muñequita.

Y la muñequita se enfadó. Le había arrebatado algo, y eso era imperdonable. ¿Quien se creía que era?, pues bien ahora pagaría. Le arrebataría algo, le arrebataría la vida, pero eso no quiere decir que le mataría. Ahora le pertenecía...
Pero eso, amigos, eso es otra historia...






7 comentarios:

:( dijo...

Mhhh...
Habrá que esperar por esa otra historia...

Mel PWDB dijo...

Hola!
u.u cierto, habra que esperar por la siguiente historia.

Hay cosas que no se deben revelar.

Anaid 01 dijo...

LINDO, me hace recordar...
creo que esperare por la otra historia

Annie dijo...

hola!
mil perdones x el formulario defectuoso! ya lo he acomodado y me encantaría q participes en este proyectito, asi q te espero ! n.n

Lazagabáster dijo...

Feliz año nuevo.QUe el 2001 venga lleno de momentos buenos y que sigas ordenando palabras para crear bellas historias.

Ana dijo...

¿Pues si se aburre porque no juega con ella ?
¡Un besazo! =)

Gnomish dijo...

Gracias por votar en el concurso de la inspiración Aidé!

Espero que en el siguiente te animes a participar ^^

Un beso guapa