Lluvia... -O1-

Camino por el húmedo asfalto nocturno… con mis audífonos abajo para disfrutar mis alrededores, con los sentidos alerta, expectantes. El ‘Clags, clags’ de mis botas contra lo charcos parecen llevar un tiempo perfecto, no me molesto en esquivar los charcos, solo camino. Mis cabellos se frizean y se levantan sin control, no los detengo, jamás lo hago, nacieron libres y seguirán libres. No me dirijo a ningún lado, estaba aburrida y necesitaba un respiro, una fuente de inspiración, busque a mi musa la luna, pero ella no se encontraba, se veía opacada por el cielo nublado, de igual forma salí... a degustar un poco de la lluvia.
Me resguardo bajo mi paraguas rojo, no se me apetece mojarme, no siempre se apetece mojarse.
Y está a punto de suceder... sí, aquí viene...
El cielo se viene abajo de un solo tirón, es increíble el cambio que puede suceder de un momento a otro... el sonido, el olor, la sensación... todo cambia... la vista, oh si, la vista también cambia.
De pronto ya no veo con claridad, todo es confuso, nubla mis sentidos, no es posible concentrarse en nada... en nada salvo en la lluvia.
Todo se distorsiona, todo cambia de sentido, todo se ve solo y a la intemperie, sin poder hacer nada...
Yo me veo sola y a la intemperie, metida dentro de un paraguas rojo que me da una seguridad momentánea y no muy confiable, sin poder moverme mucho; ya que si me muevo, corro el riesgo de mojarme, recuerdan ese dicho de que si juegas con fuego... ¿te quemas?, bien, pues si juegas con agua, por consiguiente te mojas... ambos son igual de malos, a su manera... todo depende de la persona y el momento, el sentimiento, la situación...
Y ahí estaba, apretujada lo mas que podía al centro del paraguas... sin poder moverme, queriendo ni siquiera respirar, asfixiandome yo sola, tratando de mantenerme a salvo y segura... pero venga, ¿a quien intentaba engañar? el agua me alcanzaba de una u otra manera, rebotando de aquí para allá, salpicando todas mis piernas, elevándose con el viento... De nada servían mis esfuerzos.
Categóricamente a la intemperie, presa de cualquier cosa que quisiese ser el predador, con los sentidos nublados por la lluvia... y viendo todo a mi alrededor difuso y distorsionado.

16 comentarios:

Mel PWDB dijo...

Yo Amo la lluvia
Aunque sea mojada
No me gusta reprimir o que quier hacer
y por lo general la lluvia suele traerme una sencacion de paz, me gusta salir a mojarme aunque me enferme y me crean loca, supongo que durante 9 meses estuve en algo parecido al agua, y por eso me agrada tanto, pero bah! me he extendido, Pequeña Niña Ficticia me retiro con mis mejores Deseos.

Mel
XX

Gnomish dijo...

leer esto con la música que tienes de fondo queda realmente bien ^^

Tengo curiosidad, el montaje de la cabecera lo hiciste tu o te lo encontraste así? Es precioso

:( dijo...

No es lo mismo la lluvia tras los cristales... hay que correr el riesgo de mojarse...

fragelle. dijo...

bailar a la lluvia o con la lluvia. Es bonito lo que haz escrito, y tu música de fondo, es genial.


pd-. Supongo que a nadie le gusta lo normal.
buena suerte

la hija de caronte dijo...

me gusta mucho tu cabecera :)

Anaid 01 dijo...

lindo como siempre
:D...y como siempre la música resuena genial en el fondo..
te dejo mi blog y tal vez si te gustaría... podrías darme una opinión.
http://mi-tierra-de-dreams.blogspot.com

Ardid dijo...

He de reconocer que he sentido la agonía que trasmite el texto. Muy bueno. Gracias por tu comentario.

Gnomish dijo...

Ya se a lo que te refieres! Yo también lo había pensado ^^ Lo comentaré con el grupo de trabajo MUA

Vanessa dijo...

Yo soy más de mojarme q de usar paraguas, aunque es cierto q a veces no apetece mojarse y hay q cogerlo.
Bonito blog!
Un saludo, besos!

Nuska dijo...

Me gusta mucho lo que has escrito, envidio la gente qe sabe plasmar tan bien algunas historias y hacen que sus letras transmitan tantos sentimientos.
Un beso! :) Te sigo.

Crazy for little things dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Crazy for little things dijo...

Me gusta ecribir y siempre he querido ser capaz de relatar como lo haces tú,como si estuvieses escribiendo un cuento, la verdad que es un hobby frustrado. Por ello admiro la capacidad que tienes para redactar de forma tan emotiva, que a veces puede resultar hasta abstracta y detras de una palabra se esconden mil interpretaciones.

Ainoa dijo...

Hay momentos en nuestra vida en que por muy grande que sea el paraguas que llevamos, acabamos empapados. Dicho de otra manera, las malas rachas son inevitables. Me gusta como escribes, quizá te interese mi blog, pásate si tienes tiempo.

http://andandosindetenerme.blogspot.com/

Un saludo.

Alice Kroeger. dijo...

wow, es precioso! y con la música de fondo queda aún más bonito, me ha gustado mucho mucho :)

Te sigo! y gracias por seguir tú también el mío!

Mordiscos! :)

Dama Blanca dijo...

¿Cómo es posible que no conociera éste blog?
Me encanta, el fondo, la cabecera, la música y la entrada.

Pero la lluvia no es para observarla tras los cristales, es la cruz de la moneda. Hay que salir y plantar cara con cara, y girar, y reír, y saltar y bailar, ¿por qué no?

PD: Yo también te sigo, "honey". Jaja.

Anntto dijo...

TENGO DOS REGALOS ´PARA VOS EN MI BLOG PASA Y MIRALOS :D